Londresstyle

Londresstyle

Visitar museos, -asistir a sus visitas guiadas y talleres-, entrar a los monumentos más importantes, ir a los teatros con funciones exclusivas para niños, ver un espectáculo de títeres, entrar al circo, ir al zoo… son algunas de las posibilidades que realizar en las grandes capitales con los más pequeños. También se puede disfrutar viendo castillos, palacios y como no, los parques… hay de todo. Sin olvidar los restaurantes con menús a medida, las tiendas más especiales para ellos y los sitios más espectaculares para jugar.

Como ya os he ido comentado en otros artículos es importante llevar a los niños a los museos, básicamente porque es la única forma de que aprendan a ir a ellos dándoles, por supuesto, el enfoque adecuado.  La oferta cultural y museística para descubrir Londres con los niños es apabullante y, cómo no, hay cosas perfectas para los pequeños. Además un dato muy muy importante es que son Gratis.

En primer lugar,  os recomiendo el  Museo de Historia Natural, un  gigantesco edificio con un hall principal impresionante donde se quedarán con la boca abierta: alucinarán con los esqueletos de dinosaurios, con las enormes reproducciones de animales a tamaño real,  con los diferentes interactivos que accionar y con los que aprender, e incluso con una reproducción de un terremoto que pone los pelos de punta incluso a los mayores. Es un museo muy recomendable para los pequeños que lo quieren tocar todo. La entrada es gratuita, excepto para las exposiciones temporales.

shutterstock_18849601_650

www.visitlondon.es

En el famoso British Museum, podéis entrar y ver ciertas colecciones y secciones que sepáis que les puedan gustar.  Por ejemplo, la zona de la civilización egipcia, con sus momias y sus ajuares; las monumentales estatuas asirias; o los restos de cualquier otra misteriosa e interesante civilización antigua puede resultar muy atractiva. También hay visitas especiales para familias con talleres para los niños de distintas edades.

Londres tiene tantas cosas por descubrir que puedes elegir. Paseando paseando no debéis dejar de ver el Big Ben, no es un edificio o una torre sino que realmente es la campana principal del reloj que se encuentra en lo alto de la Torre de San Esteban en el Palacio de Westminster (sede del parlamento). Éste es famoso por su exactitud, de ahí la frase de: “puntualidad inglesa”.

23620-174x131

www.visitlondon.es

Muy cerca está el London eye (el ojo de Londres), una  noria gigante, abierta en el 2000, una atracción  a la vez que mirador, desde el que poder ver casi toda ciudad. También les gustará un paseo en barco por el Támesis y contemplar la ciudad desde el río. Y algo que seguro les encantará es subir al segundo piso de los famosos autobuses de dos pisos.

 

Pero sin duda, en Londres no hay que dejar de ver la ceremonia del cambio de guardia del Palacio de Buckingham. Todos los días a las 11.30 un destacamento de la guardia de infantería de la reina desfila desde Sant James acompañado de una banda de música, hasta el palacio para reemplazar a los soldados que lo guardan.

torre_de_londres

www.absolutlondres.com

Seguimos paseando hasta llegar a la Torre de Londres, la edificación más imponente y popular de la ciudad. Una especie de castillo o recinto amurallado con veinte torres de diferentes formas. Edificación de defensa, residencia real, fortaleza, armería, almacén del tesoro, cárcel e incluso zoológico todo estos usos ha tenido hasta ahora. Desde allí no os olvidéis de haceros una foto en el famoso Tower bridge, un puente levadizo de 1.100 toneladas.

 

Cambiando completa de tema y siempre pensando en ellos se pueden visitar lo recién abiertos  Estudios de Harry Potter. Si sí, los estudios de cine donde se rodó la popular saga. La visita es semi-guiada, y se pueden ver “in situ” los escenarios y maquetas de las películas.

También, los parques de Londres tienen numerosos rincones pensados para niños. En Kensington Gardens hay una zona de juegos con una réplica de barco pirata incluido, una enorme casa en los árboles, tipis indios, un fuerte… y como no la fuente en memoria de la Princesa Diana es, por alguna extraña razón, un imán de chapoteo para los niños en los calurosos días de verano. Además también se puede encontrar también la estatua de Peter Pan.

Otra opción son los musicales, las entradas son caras y puede que las 3 horas que suelen durar se hagan un poco largas, pero ver un musical puede ser una experiencia inolvidable. La elección dependerá de los gustos y edades de los niños. El del “Rey León” es una apuesta segura.

2601-640x360-lionking_logo_large

www.visitlondon.es

Otra de las parada obligatoria es a la juguetería  Hamley’s probablemente acabará con vuestra energía, pero los niños lo agradecerán con tanto juguete y cosas divertidas que hacer.

starscape400

www.therainforestcafe.co.uk/

A la hora de comer Londres ofrece numerosas experiencias; hay restaurantes curiosos siempre pensando que ellos pasen un rato. The rain forest café es una buena opción. ¿Qué te parecería comer en medio de la selva, en una sala de preciosas mariposas, entre gorilas o bajo un manto de estrellas? Este fantástico restaurante ambientado en la selva tropical no será fácil de olvidar. Simulaciones de tormentas, con relámpagos y truenos te harán creer que va a llover de verdad….otra opción es el  Chicago Rib Shack o también probad el restaurante Inamo, de comida oriental, donde se pide a través de unas pantallas interactivas en las propias mesas. A los niños les suele gustar bastante.

imagenes-peter-pan-en-londres

www.fondospedia.com/fondo-peter-pan-en-Londres

Pero uno de los sitios favoritos para tomar el típico té de la tarde es el Peter Pan Afternoon Tea del Hotel Lancaster, en Hyde Park. En su interior encontraréis un amplio salón donde los niños pueden correr libremente entre bocados y sorbos de un sabroso té acompañado por sándwiches y deliciosos pasteles. Aunque si el tiempo acompaña lo mejor es comprar la cesta de picnic que incluye un mapa con los mejores lugares para hacer picnic en Hyde Park y una bolsa de migas de pan para dar de comer a los patos…

Con un poco de planificación y ritmo tranquilo se pueden visitar los lugares más emblemáticos sin intentar ver todo. Londres está llena de cosas y detalles que les llamarán la atención; tiene un amplio de abanico de posibilidades y atracciones perfectas para los más pequeños de la casa; y, en definitiva, será un viaje que seguro que recordarán pese a su corta edad.

Fuentes| Texto original de Myriam Monterde, Arte por Cuatro

En colaboración con iHistoriArte| Myriam Monterde

Síguenos también en: FacebookTwitterGoogle+ o RebelMouse