Mapa de Amsterdam

Crédito: photopin

Amsterdam la capital de los Países Bajos cuenta con innumerables atractivos. Lo primero es obviamente su especial atmósfera, el encanto de sus canales, puentes y casas antiguas. Además, en la ciudad se encuentran museos de prestigio internacional: para quien visita la ciudad por primera vez, algunos son absolutamente imperdibles.

Plaza de los museos

Crédito: Dave Meler

El Rijksmuseum es el museo más importante del país. Instalado en un edificio diseñado por Pierre Cuypers, fue inaugurado en 1885. La colección del museo es impresionante: en sus 80 galerías se exhiben más de 8000 piezas, que comprenden no solo obras de arte (pinturas, esculturas, fotografías…) sino también hallazgos arqueológicos y objetos de valor histórico, que permiten recorrer la historia de la ciudad, desde la Edad Media hasta la época moderna. En cuanto a las obras de arte, visitando el museo se pueden admirar algunas de las más destacas obras de la historia del arte holandés, realizadas por artistas como Vermeer, Frans Hals, y Rembrandt. El edificio del museo ha sido completamente renovado recientemente y también la organización de las obras y las salas ha sido cambiada de forma radical. Solamente la famosa obra de Rembrandt, “La ronda de noche”, permanece en su sitio originario.

Aún más popular del Rijksmuseum es el Museo Van Gogh, uno de los museos más famosos del mundo. Inaugurado en 1973, este museo guarda la colección de obras de Van Gogh más grande del mundo, contando con más de 200 pinturas, 500 dibujos y 700 cartas del célebre artista. La colección incluye también obras de otros artistas del siglo XIX, que ofrecen una panorámica más completa de la evolución de la obra de Van Gogh, comparándola con las de otros protagonistas de su época. Además, desde 1999 el museo cuenta con un segundo edificio, donde se organizan exposiciones temporales sobre temas relacionados con la historia del arte del siglo XIX. Hasta el 12 de enero del próximo año, se puede visitar la exposición “Van Gogh at Work”, que permite conocer cómo evolucionó el método de trabajo del artista.

Canales de Amsterdam

Crédito: Dave Meler

Al igual que otros museos, el Van Gogh Museum se encuentra ubicado en el barrio Oud-Zuid, uno de los más hermosos de la ciudad. Se trata también de una de las zonas más caras de Ámsterdam, aunque no es tan difícil encontrar ofertas ventajosas en Internet – por ejemplo HouseTrip, un portal dedicado al alquiler de pisos, propone siempre interesantes opciones de alojamiento. Alojándote en un apartamento en la zona de Oud-Zuid, estarás cerca de varios lugares de interés, como el parque Vondelpark, P.C. Hooftstraat, famosa calle de las compras, y también el Stedelijk Museum. Este último es otro de los más prestigiosos museos de la ciudad: cuenta con una colección de releve internacional, sobre el arte moderno y contemporáneo. De hecho, la colección del Stedelijk Museum es considerada una de las más importantes del mundo: comprende más de 90.000 obras realizadas desde 1870 hasta la actualidad.

Finalmente, no tiene que ver con el arte, pero es una visita imprescindible para cualquiera que visite la ciudad: la Casa de Ana Frank, situada en Prinsengracht 263. En la casa donde se escondieron Ana Frank y su familia, se pueden observar el diario original de Ana, documentos, fotografías y objetos personales de las personas que vivieron escondidas en la casa.

En colaboración con iHistoriArte| Paco Blanco

Fuentes| photopin, Museo La casa de Ana Frank, Rijksmuseum

Síguenos también en: FacebookTwitterGoogle+ o RebelMouse