Arqueólogos noruegos han recuperado cientos de artefactos que datan de la Edad del Hierro en el paso de montaña de Lomseggen Ridge, en Noruega.

Paso de montaña Vikingo
Créditos: L. Pilø et al., 2020/Antiquity

El hallazgo del paso de montaña incluye diferentes objetos de época vikinga como una túnica, zapatos, un bastón adornado con una inscripción rúnica, un cuchillo con mango de madera en buen estado de conservación, una rueca de madera para sostener la lana durante el proceso de hilado manual. Examinando el deterioro del glaciar, los arqueólogos también encontraron los restos de un perro con collar y correa, restos enterrados de caballos de carga con sus raquetas de nieve y sus pilas de estiércol asociadas o incluso partes de trineos. Los investigadores también han encontrado mojones que marcan el camino y un refugio. 

«El calentamiento global está provocando el deshielo en todo el mundo, y los hallazgos son el resultado de todo esto», dijo a Gizmodo Lars Pilø, el primer autor del estudio y codirector del Programa de Arqueología Glaciar de Noruega.

La datación por radiocarbono de estos artefactos da una imagen de cómo y cuándo se utilizó este paso de montaña por las comunidades locales y viajeros. Los artículos conservados en el glaciar han preservando un registro de su uso que abarca unos 1.200 años. La gente local usó el puerto de montaña para viajar de ida y vuelta desde sus hogares de verano, pero también fue utilizado por viajeros y comerciantes de larga distancia. Pilø dijo que los restos de caballos, las raquetas de nieve y el estiércol de los caballos, indican que los caballos fueron utilizados para recorrer la ruta, pero probablemente solo cuando su terreno accidentado estaba cubierto de nieve. 

El camino mide unos 700 metros de largo, alcanzando una altura máxima de 1,920 metros a lo largo de la Cordillera Lomseggen en Lendbreen. 

La gran cantidad de mojones de piedra, e incluso un refugio en el paso e montaña, «señalan la necesidad de marcar la ruta para los no locales«, dijo, que el equipo de investigadores.

Otros artículos descubiertos carecen de análogos arqueológicos. «Estos hallazgos nos cuentan una rica historia de la comunidad agrícola local de la que, de lo contrario, solo hay escasas fuentes«, dijo Pilø.

Otra evidencia, como las cornamentas y las pieles de reno, apuntan al comercio fuera de Noruega, mientras que los restos de residuos lácteos dentro de macetas y forraje de hojas se tomaron como evidencia de viajes locales.

La primera evidencia de uso se remonta al año 300 d.C. durante época romana, cuando los asentamientos locales estaban en aumento.

Paso de montaña Vikingo 2
Crédito: Lendbreen site (Pilo et. al.) Smithsonian

El tráfico a lo largo del camino alcanzó máximo esplendor alrededor de 1000 d.C. durante la era vikinga, un momento de mayor movilidad, centralización política, mayor comercio y mayor urbanismo en el norte de Europa.

Sin embargo, alrededor del s. XV, el paso fue abandonado y finalmente olvidado. Se consideran múltiples factores como posibles razones para esto, incluido el cambio climático, los cambios económicos y las pandemias medievales, como la Peste Negra, que alcanzó su punto máximo en Europa de 1347 a 1351.

El calentamiento global hizo posible este descubrimiento, lo cuál no es algo bueno para la arqueología. En 2017, los investigadores advirtieron que el aumento del nivel del mar podría amenazar alrededor de 32,000 sitios arqueológicos prehistóricos e históricos en América del Norte.

Fuentes | Dave Meler, Smithsonian, Gizmodo, Archeology

Imágenes | Smithsonian, Gizmodo, Archeology