210PX-~1Alfonso I el Batallador. Fue rey de Aragón y Navarra en 1104-1134. Sus primeros años los pasó en el Valle de Hecho. En el Monasterio de Siresa. Más tarde fue señor de Biel, Luna, Ardenes y Bailo.

En la comarca de las Cinco Villas se le reconoce como el impulsor de la reconquista de buena parte del  territorio. Ejea de los Caballeros, Tauste y Castejón de Valdejasa fueron poblaciones conquistadas por él en 1105.

Empezamos sus pasos en la localidad de Biel, que es donde se cree que nació. El castillo ubicado a orillas de la cabecera del río Arba con su torre que destaca por su grandeza sobre iglesia y caserío de la localidad. Fue palacio del Batallador en 1071.

Castillo de Biel. Crédito redaragon

Castillo de Biel. Crédito redaragon

El Frago es  otra localidad con un gran conjunto artístico-arquitectónico, con edificios relevantes como la iglesia parroquial de San Nicolás de Bari, a la que se llega tras un recorrido singular por el casco antiguo, de carácter medieval, con ejemplos como el Arco Terrau y la judería. Es testimonio de fuertes  acontecimientos de conquista y reconquista.

La siguiente parada de nuestra ruta se centra en la villa que acoge el castillo más importante durante la Edad Media: Luna.  Esta fortaleza perteneció a Alfonso I el Batallador en 1107 y conserva la iglesia románica de Santiago y la Torre del Reloj. Cerca de éste se alza también  un castillo está sobre una pequeña elevación. El castillo de Yéquera.

Castillo de Yéquera en Luna. Crédito castillosdearagon.es

Castillo de Yéquera en Luna. Crédito castillosdearagon.es

Pasamos por Erla. Fruto  de su historia conserva un importante patrimonio artístico. La villa fue una de las varias que repobló Sancho Ramírez, entregando su iglesia al Monasterio de San Juan de la Peña en 1092. Fue señorío de los Condes de Luna y plaza fortificada cercada por la muralla de la que aún quedan algunos restos en el actual casco urbano. Posteriormente, la Villa fue señorío de la familia López de Gurrea, periodo durante el cual probablemente fuera construida la Torre del señorío. La iglesia parroquial dedicada a SAtna María la Mayor alberga retablos góticos hispano –flamencos del s. XV.

Nos quedan dos poblaciones que visitar para seguir los pasos de este gran conquistador. Ejea de los Caballeros.  Además de las iglesias-fortaleza románicas del Salvador y de Santa María de la Corona, mención especial merece en esta ruta la iglesia de la Virgen de la Oliva en la que, junto al altar, se encuentra gran lienzo dedicado a la batalla de Luchán en la que Alfonso I el Batallador conquistó definitivamente la villa a los musulmanes. En la iglesia-fortaleza del Salvador también podemos ver en la capilla de las Tres Avemarías un pequeño lienzo dedicado al mismo acontecimiento.

Como punto final a nuestra ruta llegamos a  Castejón de Valdejasa. Digno de mención es su Castillo de Sora.

Castillo de Sora.Credito.cincovillas.info

Castillo de Sora.Credito.cincovillas.info

A unos cuatro kilómetros de la población, en dirección norte y sobre el llamado monte Guarizo que domina la  extensa llanura donde abundan los yesos y las calizas es un terreno con grandes barrancos. Alfonso I el Batallador pasó por esta fortaleza durante la reconquista de los árabes de la ciudad de Zaragoza en el año 1181.

 ¡UNA VISITA A LOS RESTOS DE LAS BATALLAS Y CONQUISTAS DE UN REY!

Fuentes| cincovillas.info

En colaboración con iHistoriArte| Mer Arruebo

Síguenos también en: FacebookTwitterGoogle+ o RebelMouse