Submarino I-400

Crédito: Wikimedia Commons

Investigadores en Hawai han encontrado un submarino portaaviones japonés de la II Guerra Mundial hundido por la Armada de EE.UU en 1946 para mantener a su avanzada tecnología alejada de las manos de la Unión Soviética. Se trata del único submarino de este estilo de la época.

Los miembros de The Undersea Research Laboratory Hawaii descubrieron el I-400 cerca de las costas de Oahu. “Encontramos el pecio en un lugar totalmente inesperado”, el director de operaciones Terry Kerby. “Toda nuestra información apuntaba a que se encontraba mar adentro.”

Con casi 400 metros de largo, el I-400 y sus dos barcos gemelos eran los submarinos más grandes jamás construidos antes de la era nuclear. Inicialmente fue concebido como un arma para atacar la zona continental de EE.UU. Era capaz de llegar a cualquier punto del globo sin reabastecerse de combustible. Estos submarinos además eran portaaviones equipados con tres hidroaviones de alas plegables capaces de transportar una bomba de 1.800 libras. Estos navíos jamás llegaron a atacar Estados Unidos, tuvieron un servicio muy  limitado antes de la rendición de Japón en 1945. Pero su diseño novedoso representó un cambio táctico en el pensamiento sobre el uso de los submarinos, que hasta entonces se habían visto estrictamente como armas anti-buque.

El submarino fue encontrado en agosto, pero el laboratorio no lo notificó al público hasta después de informar al Departamento de Estado de EE.UU. y el gobierno de Japón.

El I-400 fue uno de los cinco submarinos japoneses capturados por la Marina de EE.UU. a finales de la Segunda Guerra Mundial. Con el aumento de las tensiones entre la Unión Soviética y los Estados Unidos después de la guerra, la marina norteamericana hundido las naves para evitar que su avanzada tecnología cayera en manos de la armada soviética en la que sería una de las primeras intrigas de la Guerra Fría.

En colaboración con iHistoriArte| Redacción

Fuentes| CNN

Síguenos también en: FacebookTwitterGoogle+ o RebelMouse