La ciudad Romana de Falerii Nova ha sido mapeada al completo sin la necesidad de remover ni un ápice de tierra. Gracias a la utilización de un avanzado radar de penetración terrestre (GPR), los arqueólogos han podido revelar detalles sorprendentes del yacimiento, mientras todavía permanece bajo tierra.

La tecnología GPR
Crédito: News Network Archeology

Qué hace diferente a esta nueva tecnología GPR

«El sorprendente nivel de detalle que ha alcanzado en Falerii Novi, y las sorprendentes características que ha revelado el GPR, esto podría transformar la forma en que los arqueólogos investigan los yacimientos urbanos».

Prof. Martin Millett, Universidad de Cambridge.

La avanzada tecnología GPR permite explorar áreas más grandes, con mayor resolución. Esto permitiría el estudio de yacimientos que se encuentran atrapados bajo estructuras modernas.

Un equipo combinado de las universidades de Cambridge y Gante descubrió la presencia de un complejo termal, un mercado, un templo y un monumento cuya estructura es diferente de cualquier otra observada anteriormente e incluso una vasta red de tuberías de agua en la ciudad. 

Esta nueva tecnología, también permite a los expertos poder mapear diferentes estratos. Lo que les habilita para estudiar la evolución de un asentamiento a lo largo del tiempo.

La tecnología GPR
Crédito: News Network Archeology

Falerii Novi, un proyecto pionero

Ubicada a unos 50 km de Roma, y con un tamaño la mitad que Pompeya, Falerii Novi se mantuvo ocupada desde el 241 a.C. hasta el 700 d.C.

El estudio muestra que la ciudad tiene un urbanismo menos estandarizado que otros yacimientos ya estudiados (como la propia Pompeya). Y posee algunos edificios como, el templo, el edificio del mercado y el complejo de spa, son más refinados arquitectónicamente de lo que normalmente se esperaría en una ciudad tan pequeña. Lo que, tal vez, puede explicarse por su proximidad a Roma.

En un distrito del sur, el GPR reveló un gran edificio rectangular conectado a una serie de tuberías de agua que conducen al acueducto. Los investigadores creen que podría tratarse de una piscina al aire libre, que formaba parte de un importante complejo de baños públicos.

La tecnología GPR
Crédito: Business Insider Italia

¿Será este la revolución en el futuro del mundo arqueológico?

«Es emocionante imaginar como esta tecnología nos puede ayudar a estudiar ciudades tan importantes como Mileto en Turquía, Nicopolis en Grecia o Cirene en Libia«, dijo Millett. «Todavía tenemos mucho que aprender sobre la vida urbana romana y esta tecnología debería abrir oportunidades sin precedentes en las próximas décadas«.

Sin embargo, esta nueva tecnología todavía presenta retos para los investigadores. La gran cantidad de datos producidos por este mapeo de alta resolución consume demasiado tiempo y requieren alrededor de 20 horas para documentar completamente una sola hectárea. Por el momento los arqueólogos están desarrollando nuevas técnicas automatizadas de análisis de datos.

Autor| Dave Meler

Fuentes| Tom Almeroth-Williams, Universidad de Cambridge

Imágenes|News Network Archeology, Business Insider Italia