crédito: arqueologos.com

El jardín del Edén se encontraba en el Kurdistán turco


Crédito: arqueologos.com

El Jardín del Edén, para el cristianismo, Ávalon o el Jardín de de los manzanos en la cultura celta, la isla de los Bienaventurados para la mitología griega… expertos del Instituto Arqueológico Alemán de Estambul creen haber encontrado indicios de que las leyendas que envuelven estos bellos mitos esconden un trasfondo real. El lugar del hallazgo ha revolucionado la forma de ver la historia de la humanidad, el origen de la religión y, quizás, incluso la verdad detrás del Jardín del Edén. Se trataría de los últimos vestigios de una «era dorada» de la Edad de Piedra, con unos 12.000 o 13.000 años de antigüedad.

Crédito: dailymail.co.uk

«Y el Señor plantó un jardín en Edén, mirando al Este, y puso al hombre dentro».

Este es el texto con el que según las sagradas escrituras comenzó la historia. Adán y Eva apaciblemente instalados en medio de un vergel y rodeados de árboles. Esta historia de la Creaciónha tenido una repercusión inmensa y es uno de los textos esenciales de la cristiandad, a pesar de que no ocupa más de 50 líneas en la Biblia, pero ha generado enormes debates en torno al tema.

crédito:dailymail.co.uk

Un debate que en los últimos años ha recobrado su intensidad cuando un pastor kurdo, de forma accidental, descubriera lo que para muchos expertos “podría ser el mayor descubrimiento de todos los tiempos”: ¿se tratará del mítico Jardín del Edén?

Todo ocurrió en el caluroso verano de 1994, cuando el anónimo pastor se disponía a disfrutar de un merecido descanso, mientras cuidaba de su rebaño. Apoyado bajo la sombra de una morera se percató de que del suelo sobresalían formas poco naturales y decidió informar de su hallazgo.

Crédito: dailymail.co.uk

Los arqueólogos, tras dieciséis años de excavaciones, han establecido que se trata del mayor hallazgo de los últimos 50 años. En una zona donde vivían cazadores de gacelas, se erigieron inmensos templos dedicados a las serpientes. Se trata del conjunto de templos más antiguos del mundo, rodeado de maravillosas construcciones megalíticas y vestigios de una cultura hasta ahora desconocida.

Destaca los restos encontrados en la escarpada colina cercana a Urfa, sobre la que se amontonan los restos de varios templos. Hasta el momento se han desenterrado cuatro, pero se sospecha que existen hasta dieciséis de estos complejos arquitectónicos. Que constan de varios pilares de piedra, en forma de ‘T’, decorados con representaciones talladas en la misma roca de arañas, leones, serpientes, zorros o ciempiés que completan el supuesto jardín. Son megalitos estilizados similares a los de Stonehenge o Avebury. Entre los restos se han encontrado estatuas de animales e incluso una cabeza humana de tamaño gigante. Completan los complejos monolitos inscritos con imágenes de cerdos, patos o escenas de caza. Sinuosas serpientes son otro motivo muy repetido. Algunos de estos megalitos muestran cangrejos de río o leones. Se encuentran dispuestos en formas circulares de más de diez metros de diámetro.

Crédito: arqueologos.com

Funcionalmente, el sitio parece ser un templo o un sitio ritual como los círculos de piedra de Europa occidental. Con la diferencia de que se construyeron unos siete siglos antes ‒3000 a.C. Stonehenge‒, incluso ocho siglos antes que las pirámides de Giza ‒2500 a.C.‒.

Para Klaus Schmidt, director de la excavación, el lugar conocido como Göbekli Tepe  ‒”Monte Ombligo”‒ se trata de un “lugar único con la energía arquitectónica de Stonehenge”. «Tan pronto como llegué allí y vi las piedras, sabía que estaría aquí para el resto de mi vida». Afirmó el arqueólogo.

Según Schmidt el lugar tiene el potencial de modificar muchas de nuestras creencias sobre el pasado. “Hasta ahora pensábamos que los únicos que habían construido templos y asentamientos permanentes habían sido los campesinos sedentarios», explica. Pero hicieron falta unos 500 trabajadores para levantar este lugar, en un momento en el que todavía no existía ningún pueblo sedentario de campesinos en la Tierra.

Para algunos se trata del Edén, donde una terrenal Eva ofreció al confiado Adán la manzana que cambiaría la historia de la humanidad. Ya que coincide geográficamente con la situación del Edén. Además esta zona de Turquía fue un verdadero vergel antes de convertirse en un árido desierto. Pero para otros tan sólo se trata del asentamiento más antiguo hasta ahora descubierto.

Al margén de especulaciones Göbekli Tepe está destinado a convertirse en el verdadero ‘ombligo’ de la arqueología.

crédito:arqueologos.com

Fuente: dailymail y arqueologos.com