Perteneciente al Club de las Bahías más Bellas del Mundo descubrimos una ciudad que tiene más de dos mil años de historia: Santander.

Bahía de Santander. Crédito Wikipedia

Bahía de Santander. Crédito Wikipedia

Palacio de La Magdalena

Palacio de La Magdalena

Los primeros indicios de su existencia se remontan a la época romana. Podemos descubrir en su entorno joyas del arte visigótico. Tras la conquista musulmana en Cantabria se multiplicará la construcción de monasterios y se extenderá la influencia de la cultura árabe, fruto de la llegada de gentes que huyendo de los árabes llegan al norte. Esta nueva población se asienta en la ciudad y el puerto de Santander.

Desde el s. XII hasta el s. XVI empieza el crecimiento comercial de la ciudad. La tendencia turística de Santander nace a mediados del s. XIX con los primeros “baños de ola” en las playas de El Sardinero y se consuma con la presencia de los reyes de España en vacaciones de verano. Es así como Santander pasa a convertirse durante este periodo en corte estival. Es el momento de esplendor de la ciudad y cuando empiezan las construcciones más representativas, emblemáticas y brillantes cuya visita no puedes perderte: el Hotel Real , el Gran Casino y el Palacio Real de La Magdalena.

Museo de Arte Moderno y Contemporáneo de Santander. Crédito.kedin.es

Museo de Arte Moderno y Contemporáneo de Santander. Crédito.kedin.es

Santander puede presumir de tener muchas playas, cada cual más encantadora y, muy diferentes entre ellas. Familiares, recogidas, deportivas o distinguidas: Los Peligros, La Magdalena, Bikini, El Camello, El Sardinero, Los Molinucos, Mataleñas y La Maruca. La naturaleza es la gran protagonista pero algo que tienes que hacer al visitar la capital cántabra es pasear y disfrutar por sus magníficos paseos y avenidas (Pereda, Castelar o Reina Victoria).

De obligada visita es también la biblioteca Menéndez Pelayo y el Museo de Arte Moderno y Contemporáneo.

Biblioteca Menendez Pelayo. Credito.panoramio

Biblioteca Menendez Pelayo. Credito.panoramio

En el litoral de Cantabria, se ubican varias localidades que a lo largo de la historia tuvieron un papel importante en cuanto al comercio y a la pesca y actualmente se han convertido en importantes lugares de turismo. Se les denomina “Cuatro Villas de la Costa del Mar”: Castro-Urdiales, Laredo, San Vicente de la Barquera  y Santander. Las tres primeras villas marineras conservan restos de murallas medievales  y pueblos de tradición marinera.

El Gran  Casino de Santander

El Gran Casino de Santander

Todos estos atributos y junto a varias citas importantes como el Festival Internacional de Santander, hacen de esta ciudad uno de los destinos preferidos de España no solo para el turismo, sino para la organización de todo tipo de eventos profesionales, sociales y deportivos. Como el Campeonato del Mundo de Vela en 2014.

 Llena de paisajes, entre mar y montaña descubrimos… ¡Santander!

En colaboración con iHistoriArte| Mer Arruebo

Síguenos también en: FacebookTwitterGoogle+ o RebelMouse