Entre 1864 y 1867 la Internacional estuvo inmersa en su propio proceso de organización, por lo que la expansión del movimiento fue muy lenta.

Una ralentización favorecida por las trabas impuestas por los gobiernos liberales y los inconvenientes internos. En estos primeros años será el continente quien aporte la mayor parte de activos a la Internacional, que en su en gran medida procedían de Bélgica y Suiza.

El impacto del movimiento será menor en Italia o Alemania por varias razones:

-En Italia la corriente de referencia es el liberalismo de Mazzini y “La Joven Italia”.

-Mientras que en Alemania “La Asociación General Obrera”, un sindicato fuerte inspirado por Lasalle, apostaba por la emancipación obrera a través del Estado. Pretendía negociar esa emancipación del proletariado con el gobierno de Bismarck.

Pero a partir de 1868 “la internacional” experimenta cierto auge en los países europeos e inicia la movilización de los trabajadores.

El cambio de tendencia se debe a que la organización comienza a enviar a personalidades relevantes para contactar y estructurar los sindicatos de los diversos países.

La economía de coyuntura se había convertido a partir de 1866 en una acuciante crisis que sacudió con fuerza a la clase trabajadora.

Como consecuencia, se reactivan los movimientos reivindicativos (huelgas, lucha obrera, acciones en defensa de sus intereses…) revitalizando la labor de la I Internacional.

Las reuniones y congresos periódicos se convertirá en una constante: Londres 1865, Ginebra 1866, Bruselas 1868, Basilea 1869.

La organización insistirá en la importancia de la huelga como herramienta de actuación junto al reforzamiento de la solidaridad internacional del proletariado. La reacción de los gobiernos liberales será la represión.

Bakunin y La I Internacional
Créditos: W. Commons

La fractura interna entre Marx y Bakunin

Los congresos de Bruselas y Basilea constatan la fractura interna de La Internacional entre Marx, partidario de la consolidación paulatina del movimiento obrero, y Bakunin, quién junto a Malatesta y Koprotski formarán el Partido Anarquista.

Con el punto de mira puesto en la creación de una organización sindical internacional se resalta el papel del individuo en la sociedad. Para alcanzar la pretendida libertad, eran necesarias unas condiciones de igualdad económica, política y social. Para ello debían desaparecer las instituciones que obstaculizaban la creación de ese “Estado de igualdad”.

Se propondrán dos líneas de actuación:

-La acción negativa: cuyo objetivo es la no colaboración con el Estado Liberal-Burgués ya sea en forma de Monarquía, República o Imperio.

-La acción positiva: ejercida a través de los sindicatos, cooperativas, asociaciones culturales, etc… que actuarán de forma libre y autónoma.

Bakunin había conseguido la integración de la Alianza Internacional de la Democracia Socialista en la Internacional en 1868. Dicha organización realiza importantes progresos en Suiza, Italia y España.

Pero Marx reprochará a Bakunin sus análisis, según él, poco consistentes y reales así como su precipitación revolucionaria. Mientras que Bakunin rechaza la calma del procedimiento táctico marxista.

La brecha entre la vía política, representada por Marx, y la vía apolítica de Bakunin es evidente.

La Internacional se centra en la gestión de la Comuna de París

Sabías que… La Comuna de París (18 de Marzo – 28 de Mayo de 1871) gobernó la ciudad como un proyecto popular autogestionado tras la derrota de Napoleón III en la Guerra Franco Prusiana. Entre las muchas medidas promovidas durante los 60 días de gobierno se encuentran: la creación de guarderías para los hijos de las trabajadoras, la remisión de los alquileres impagados o la abolición de los intereses de las deudas. Medidas todas ellas destinadas a paliar la pobreza generalizada que acuciaba a la población.

A principios de los 1870 la Internacional se centra en la gestión de la Comuna de París, que tiene un papel importante de insurrección contra las viejas instituciones. Pero el proyecto será un fracaso rotundo.

Tan solo dos meses después de su creación la represión del Estado contra el movimiento genera grandes dificultades para el desarrollo de La Internacional.

Bakunin quiere ver reconocida la autonomía completa de las federaciones que componen la Internacional y limitar la autoridad del Consejo General. Mientras que los partidarios marxistas apuestan por la participación política activa de los trabajadores que allane el camino hacia el reconocimiento por parte del Estado.

La comuna de París - Bakunin
Créditos: W. Commons

La controversia entre ambos grupos será la responsable del hundimiento del proyecto.

Una escisión que se consuma en el Congreso de la Haya de 1872, donde Bakunin solicita el cese completo del Consejo General. Lo que provoca su expulsión y por consiguiente la creación de la Internacional de Sant Ninié (la Intenacional Anti-autoriatria) por parte de sus partidarios que tan solo dura ocho años.

Los factores principales que provocan la desaparición de la I Internacional serán: la crisis interna, la dificultad de asumir los cambios estratégicos y el gran peso de los nacionalismos.

A partir de ese momento el movimiento obrero se debatirá entre apoyar los movimientos nacionales de autodeterminación o dejarlo en manos de la burguesía. Pero esto serán temas de debate para La II Internacional.

Finalmente el Congreso de Filadelfia de 1876 resuelve disolver La Asociación Internacional de Trabajadores.

Ver también en iHA | La I Internacional, un movimiento obrero y anti-burgués (1)

Autor | Dave Meler

Imágenes | W. Commons


No olvides suscribirte a nuestra newsletter si quieres recibir más artículos como este. Y si te ha gustado déjanos tus comentarios.