¡¡¡El fin del mundo tendrá que esperar!!!

Crédito: lavanguardia.com

Descubierto el calendario maya más antiguo hasta ahora conocido

Un equipo de arqueólogos, de la Universidad de Boston, encuentra pintadas, en las ruinas del yacimiento de Xultún –Guatemala–, unas tablas astronómicas del siglo IX,. El calendario astronómico describe ciclos lunares y planetarios más allá de diciembre de 2012. ¡El fin del mundo tendrá que esperar!

Xultún posee un área aproximada de unos 12 km cuadrados, y estuvo habitado desde el siglo I a.C. Tras siglos en el olvido, enterrada bajo la vegetación, una expedición de National Geographic Society sacó a la luz el hallazgo

Arqueólogos en Petén
Crédito: National Geographic

La ciudad escondida de Petén, enterrada bajo la maleza de la selva guatemalteca, esconde grandes secretos. Entre ellos el calendario maya más antiguo que se conoce hasta ahora. Se calcula que antecede a los famosos códices mayas, en papel de corteza, en varios siglos. Las pinturas se han encontrado en las paredes de lo que parece ser la vivienda de un escriba. El hallazgo ha dejado boquiabiertos a los arqueólogos del yacimiento. Las paredes de la vivienda se encuentran repletas de representaciones hasta ahora desconocidas: como las tres misteriosas figuras masculinas que aparecen pintadas de negro, con taparrabos blancos, medallones alrededor de sus cuellos y tocados con una pluma, algo que  supone una novedad. Además de centenares de números garabateados, que representan cálculos de ciclos astrológicos: el ceremonial de 260 días, el solar de 365 días, el de 584 días del planeta Venus y el de 780 días de Marte.

Crédito: National Geographic

Tres muros pintados, cada uno con su propia historia, prácticamente intactos. En ellos se observa: pequeños glifos rojos y negros por toda la pared, barras y puntos que representan columnas de números… “No es un templo ni un monumento. Por primera vez, teníamos ante nuestros ojos los registros reales en poder de un escribano”, declaró William Saturno, profesor de arqueología en la Universidad de Boston. “Es como ver un episodio de la serie de televisión Big Bang Theory, utilizaban las paredes como un pizarrón para escribir sus problemas matemáticos”, prosigue. El investigador cree que los escribas o astrónomos de la época copiaron los datos de “algún libro que no ha llegado hasta nuestros días”.

Crédito: National Geographic

Pero lo que sin duda resulta más atractivo y misterioso son los calendarios y los cálculos que, en vez de en códices han aparecido escritos en las paredes. El muro oriental está dominado por figuras numéricas, incluidas las columnas de números que representan los cálculos de conteo y calendario. Algunos siguen las fases de la Luna, otros intentan reconciliar los períodos lunares con el calendario solar, “una forma de predecir eclipses”, dice Saturno. Incluso algunas notas pintadas en rojo junto a los cálculos parecen correcciones. “Los mayas tenían grandes conocimientos de astronomía”, afirma el arqueólogo. “Los utilizaban para planificar sus eventos en sus vidas, como por ejemplo la coronación del rey o cuándo empezar una guerra con otro pueblo”.

Precisamente, en el muro norte, cuatro largos números representan todos los ciclos astronómicos que los mayas consideraban importantes, como los de Marte, Venus y los eclipses lunares. Al parecer el escriba buscaba la armonía entre los ciclos celestes y los ritos sagrados. Los cálculos se extienden unos 7000 años en el futuro, y poseen un carácter cíclico.

El hallazgo, publicado por la revista Science, desmonta la teoría de quienes auguran que el mundo se acabará en 2012 basándose en los 13 ciclos del calendario maya, conocidos como ‘baktun’, ya que según las pinturas tiene 17 ‘baktunes’. Afirma el epigrafista David Stuart, de la Universidad de Texas, que ha participado en el proyecto.

Crédito: National Geographic

“Para los mayas todo era cíclico”, dice W. Saturno, en contra de las profecías catastrofistas: “Debemos pensar en el cuentakilómetros de un coche, cuando se pone otra vez a cero, vuelve a empezar”. Pese a estos razonamientos, el científico está convencido de que cuando llegue el 21 de diciembre y no ocurra nada, los catastrofistas “se inventarán una nueva fecha”.

“Tenemos algo que aprender de los mayas y es que nosotros, en vez de pensar en cómo mejorar el mundo, parece que solo pensamos en su fin”, reflexionó el arqueólogo.

Hace poco publicábamos un post en este blog acerca del pigmento azul maya leer más…
Fuetes: sciencemag.org, rtve.es y ABC.es


Banner suscripción newsletter traición del rey largo

Publicaciones recientes

Vida y dolor, a través de las pinturas de Frida Kahlo
Principales consecuencias de la Segunda Guerra Mundial
Un deseo… que el premio Princesa de Asturias de la Concordia 2022 le sea otorgado a la infancia.
La tiranía de Pisistrato. Atenas, cuna de la democracia (2)
Plutón ya no es lo que era…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  • Responsable: DM SEO Social Media OÜ
  • Finalidad: Responder a tus comentarios.
  • Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en este formulario, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Información adicional: En la política de privacidad encontrarás información adicional sobre la recopilación y el uso de su información personal. Incluida información sobre acceso, conservación, rectificación, eliminación, seguridad y otros temas.

 

Comunidad iHA
Una apuesta digital por la historia
  • Responsable: David Melero, titular del davemeler.com
  • Finalidad: enviarte notificaciones por email con noticias, ofertas y consejos.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado (es decir, usted), al enviar el formulario.
  • Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@davemeler.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Información adicional: En nuestra política de privacidad encontrarás información adicional sobre la recopilación y el uso de su información personal. Incluida información sobre acceso, conservación, rectificación, eliminación, seguridad y otros temas.