Seúl es una ciudad vibrante, capaz de fascinarte desde el minuto cero, que comparte esa esencia de las grandes ciudades asiáticas donde se congrega el caos y el orden, lo nuevo y lo viejo, la cultura más tradicional con la tecnología más puntera. A mi entender Corea del Sur comparte ciertas similitudes con la cultura japonesa o china, donde la modernidad más absoluta se entremezcla con el respeto profundo a las costumbres más tradicionales, a la vez que han abrazado el consumismo más absoluto. Una de las cosas que nos impresionó profundamente de nuestra visita a la capital coreana fueron sus palacios. No dejes pasar la oportunidad de visitar los palacios de Seúl en tu visita a Corea del Sur.

Palacios de Seúl
Entrada al Palacio de Changgyeonggung de Créditos: Dave Meler

Palacios de Seúl

Los palacios coreanos tenían diferentes funciones, y se utilizaban con diferentes propósitos. Por eso es común que varios conjuntos palatales coexistieran y fueran utilizados a la vez.

Cada palacio está dividido en una zona interior, donde vivían el rey y la familia real, y una zona exterior, donde se realizaban las conferencias reales con los funcionarios de gobierno, así como ceremonias y celebraciones.

De los cinco recintos palaciales con que cuenta Seúl yo me centraré en los dos que más nos gustaron. Aunque por supuesto te recomiendo que los visites todos.

Palacio de Changdeokgung, el palacio coreano más auténtico construido en armonía con el paisaje.

Construido en 1405 como palacio secundario para la dinastía Joseon, pero tras la destrucción por los japoneses en 1592-1598 fue reconstruido en 1610 como palacio principal durante 270 años.

Este palacio fue el preferido por los reyes de las dinastía Joseon, más que cualquier otro, gracias a sus espaciosos y bellos jardines privados. Las zona de jardines ocupa el 60% del espacio y conserva la topografía original. Las zonas verdes fueron modelados y completados, al detalle, con diferentes piscinas repletas de flores de loto en la parte trasera del palacio. Pequeños pabellones, de cuidados detalles arquitectónicos y escasa decoración, salpican el entorno de los espacios al aire libre. Aportando cualidades únicas y rústicas a este “Jardín Secreto” diseñado para que la familia real se relajase. Los diferentes espacios se esconden entre pequeños valles, diseñados para que no se pueda ver todo el espacio de una sola mirada. Cuando visites el palacio te recomendamos que pasees por los diferentes “valles”, entre sus piscinas y pabellones para apreciar su belleza en todo su esplendor. Cada estación del año hace que el paisaje tenga un encanto único dependiendo del momento.

Palacios de Seúl 5
Invernadero del Palacio de Changgyeonggung Créditos: Dave Meler

Palacio Changgyeonggung, lleno de historias sobre la vida palaciega 

Se trata del tercer palacio construido por la dinastía Joseon. Aunque la mayoría de los reyes de la dinastía prefirieron el Palacio de Chandeok como residencia, el rey Seongjong (1469-1496) mandó construir este recinto cerca de Chandeok para que sirviera de residencia para las viudas de sus predecesores. Varios detalles nos indican que este palacio, inicialmente, no fue concebido para labores de gobierno sino como residencia. Eso se aprecia en el escaso numero de estancias y en el tamaño de sus salones orientados de norte a sur en un amplio espacio abierto. Además la puerta principal y el salon del trono están orientados a esta, en ve de hacia el sur como era la costumbre. Y esto se debe a que las diferentes estancias del palacio se construyeron siguiendo la topografía del espacio. 

Su aspecto residencial hace que haya sido escenario de diferentes historias de la vida palaciega de la familia real. Originariamente no disponía de jardines, pero durante la administración japonesa se establecieron varios estanques. Pero la obra maestra de este palacio es el invernadero, construido en 1909, siendo el primero de estilo occidental en Corea. En aquella época fue el invernadero más grande de toda Asia con las técnicas del diseño de Japón y la construcción de Francia. Transmite un ambiente muy romántico, convirtiéndose en la actualidad en un sitio popular para las citas de pareja y la toma de fotos por parte de los turistas.

Palacios de Seúl
Pumgyeseok Créditos: Dave Meler

Sabías que… durante la dinastía Joseon, los funcionarios del gobierno se dividían en 18 clases o estamentos. Los “pumgyeseok” son piedras colocadas en la explanada frente al pabellón principal de los palacios de Seúl, donde se realizaban los actos oficiales. Y tenían grabados los rangos de los funcionarios y oficiales para ubicarse durante las ceremonias reales. A la derecha se colocaban los funcionarios públicos, mientras que a la izquierda lo hacían los oficiales militares.

No pierdas la oportunidad de visitar los cuatro palacios antiguos de la capital Coreana: Gyeongbokgung, Deoksugung, Changdeokgung y Changgyeonggung, así como el Santuario de la Realeza Jongmyo. 

Fuentes| UNESCO, Cultural Heritage Administration Korea, Visit Korea, Dave Meler

Imágenes | Dave Meler