Con Dao y las “jaulas de tigre”: de infierno a paraíso

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
descarga (16)

 A 180 km de la costa sur de Vietnam, y con tan solo 5.000 habitantes, se encuentra un pequeño grupo de 15 islas llamadas Con Dao.

Con Son, la isla principal, es ahora un Parque Nacional con  playas impresionantes, agua cristalina con corales prístinos, un exuberante bosque tropical con muchas flores, cocoteros y pocos visitantes.

Hoy en día se puede decir que es un paraíso, pero a esta isla durante mucho tiempo fue conocida como “Poulo Condor” que significa “La Isla del Diablo”

Jemeres, Malayos y Vietnamitas habían ocupado la isla, pero no fue hasta el año 1560 cuando aparecieron los primeros marinos portugueses a bordo de un barco europeo. La Compañía Británica de las Islas Orientales tuvo aquí su centro de operaciones fortificado de 1702 a 1705.

La isla del diablo

Pero su historia más negra y famosa tiene que ver con el complejo penitenciario establecido, a principios del siglo XIX, por el gobierno de Vietnam del Sur.

Allí los grandes héroes vietnamitas revolucionarios vivían en condiciones infrahumanas y sufrían maltratos nunca antes vistos: baños de sol, palizas, descargas eléctricas… Etc. Aunque sin duda la parte más temida de este complejo por los reclusos fueron las “Jaulas de Tigre”

Construidas en 1940 para encarcelar casi a 2000 presos políticos, se localizaban fuera de la prisión deliberadamente para que no ser descubiertas.

Se trataba de 120 celdas tan reducidas que los presos no tenían espacio ni para tumbarse. Los techos eran de barrotes, para que los guardias pudieran golpear a los prisioneros con palos largos de bambú como si de animales se tratase. Se les arrojaba cal viva y agua que producían graves quemaduras en la piel.

Las Fuerzas de EE.UU se unieron a esta práctica durante la guerra de Vietnam. Y no fue hasta el año 1970, cuando el presidente Nixon envió una delegación de diez congresistas a Vietnam para investigar la pacificación que incluía una visita a una prisión en Vietnam del Sur, cuando salieron a la luz. 

Tom Harkin, entonces asistente del grupo del Congreso, convenció a dos de los congresistas para que investigaran historias sobre las torturas realizadas en las “jaulas de Tigre” frente a la costa de Vietnam. Ya que varios expresidiarios le habían informado de ello.

Sin embargo Frank Walton, el asesor de prisiones de Estados Unidos, describió Con Son como “un campamento recreativo de boy scouts“. Según el estadounidense era: “la prisión más grande del Mundo Libre”. 

“Donnez-moi de l’eau”

No contento con el resultado de las investigaciones, Harkin requisó un avión para recorrer los 180 km que le separaban de las islas Con Dao. Cuando bajaron del avión  y llegaron a la prisión vieron una escena muy diferente a la descrita en el informe de Walton. 

Harkin se las apañó para separarse de la ruta pactada con los funcionarios de la prisión usando mapas dibujados por un ex prisionero. Después de atravesar un callejón entre dos edificios de la prisión y un frondoso jardín, se encontró con una pequeña puerta de metal. Jamás habría imaginado lo que iba a encontrar allí dentro: las famosas “jaulas de tigre”.  

“Los rostros de los prisioneros en las jaulas de abajo todavía están grabados indeleblemente en mi mente. El hombre con tres dedos cortados; el hombre con el cráneo abierto; recuerdo claramente el terrible hedor de la diarrea y las heridas abiertas de los grilletes que cortaban los tobillos de los prisioneros. “Donnez-moi de l’eau” (Dame agua), gritaban.”

Tom Harkin

El congresista comenzó a sacar fotos de todo lo que veía, y en julio de 1970 la revista LIFE publico sus imágenes.

La repercusión internacional del escándalo provocó el traslado de 180 hombres y 300 mujeres de las diabólicas jaulas. Algunos fueron enviados a otras cárceles. Otros tuvieron que ser ingresados en instituciones psiquiátricas.

Justo detrás dónde se localizaban las jaulas hay un cementerio que alberga a unas 20.000 personas que murieron en la prisión de Con Son. La mayoría de las tumbas no están marcadas, ya que los prisioneros ni siquiera tenían números identificativos. Muchos familiares regresan a esta isla para traer flores.

Con Dao, el paraíso vietnamita

Hoy en día es una isla cuidada, con edificios bien conservados y se respira calma y prosperidad. Nada tiene que ver con su oscuro pasado. Solo el recuerdo de aquellos que murieron en las celdas de la prisión que dan nombre a muchas de sus calles.

Se han identificado más de 1.300 especies de animales marinos. Es uno de los pocos lugares en Vietnam que alberga tortugas marinas, delfines y el raro dugongo (conocidas popularmente como vacas marinas). 

También posee uno de los mejores, más grandes y diversos arrecifes de coral del país, comparables a los lugares más famosos del sudeste asiático y América Central.

Hasta hace poco recibía pocos turistas extranjeros, ya que la conexión por barco era muy larga y pesada. Hoy en día con su nuevo aeropuerto a pie de playa y barcos ultrarápidos hacen que quizás, pronto Con Son deje de ser el lugar más tranquilo y bonito de Vietnam.

Autor | Nolo Arias

Fotografía | Manuelakanolo


No olvides suscribirte a nuestra newsletter o dejarnos tus comentarios si te ha gustado este fotorreportaje sobre Con Dao en Vietnam. Tu apoyo nos ayuda a seguir publicando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: DM SEO Social Media OÜ
  • Finalidad: Responder a tus comentarios.
  • Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en este formulario, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Información adicional: En la política de privacidad encontrarás información adicional sobre la recopilación y el uso de su información personal. Incluida información sobre acceso, conservación, rectificación, eliminación, seguridad y otros temas.

 

Publicaciones recientes

Sandford Fleming y el tren que cambió el huso horario
El desastre de la Felicísima Armada o “Armada Invencible”
El Canal de Suez y sus homólogos en el mundo
El final del Antiguo Régimen y las revoluciones sociales
El muro de Antonino, la frontera olvidada del Imperio Romano
Comunidad iHA
Una apuesta digital por la historia
  • Responsable: David Melero, titular del davemeler.com
  • Finalidad: enviarte notificaciones por email con noticias, ofertas y consejos.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado (es decir, usted), al enviar el formulario.
  • Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@davemeler.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Información adicional: En nuestra política de privacidad encontrarás información adicional sobre la recopilación y el uso de su información personal. Incluida información sobre acceso, conservación, rectificación, eliminación, seguridad y otros temas.