Las reformas de Solón. Atenas, cuna de la democracia (1)

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Las reformas de Solón, Atenas cuna de la democracia

Junto a Messenia, era uno de los dos lugares más fértiles y extensos de la Hélade. Posiblemente la más marítima de todas las polis griegas. La región del Ática, solía asociarse o confundirse con la ciudad, ya que desde sus orígenes fue la única polis de la región. Conocida como «Atenas, cuna de la democracia» gracias a las reformas de Solón.

Esa relación entre polis y territorio le dotó de un instrumento muy eficaz para poder hacer frente a problemas que en el resto de Grecia tuvieron soluciones diferentes.

Como por ejemplo la relativa paz interior del territorio, le permitió tener una única visión a cerca de la stenokhoria, o evitar el proceso de colonización. Atenas no fundó ninguna colonia.

Atenas y el territorio del Ática

Los atenienses tenían muy claro cuáles eran las diferentes zonas de su región, el Ática: Asty, la ciudad de Atenas; Diacria, zona norte del monte Parnés; Mesogeia, llanura central, muy fértil; y Paracia, la costa.

Se trató de una zona rica con productivas minas de plata, que transformaron a Atenas en una de las más importantes potencias monetarias de la época. Convirtiendo a las «lechuzas atenienses», en un pago acreditado en todo el mediterráneo a lo largo del siglo V a.C.

Tras los siglos oscuros la situación de Atenas fue similar a la de cualquier polis de la Hélade, salvo porque eludió el proceso de colonización para salir de la crisis.

Falange griega en la stasis de la grecia arcaica
Créditos: W. Commons

La stasis fue especialmente violenta en el Ática

A principios del siglo VI a.C. florecieron en la zona un grupo, no muy numeroso, de familias nobles (Alcmeónidas, Menóntidas, Filadas…) enzarzadas en luchas verdaderamente violentas.

La aristocracia ateniense se autodenominó como los eupátridas: «los bien nacidos».

En el 640 a.C. Cilón intentó usurpar el poder. Pero la oposición de la familia Alcmeónida obligará a Cilón a refugiarse en el Templo de Palas Atenea, donde será asesinado a manos de los alcmeónidas.

En el 627 a.C. Dracón fue el encargado de elaborar la legislación ateniense. Se caracterizó por la dureza de sus leyes contra la violencia física, el asesinato o la intriga política… En definitiva, buscó elaborar una legislación contra los excesos aristocráticos.

Estas luchas intestinas demuestran que en Atenas no existía hambre de tierras, el proceso de la stasis ateniense se centró en los conflictos aristocráticos. 

Por lo que sabemos de época arcaica el pequeño y mediano propietario, tras la reforma hoplítica, sufrió un proceso de progresivo endeudamiento. El suelo ático no era capaz de producir el suficiente trigo para cubrir la demanda de una población en crecimiento. La importación de cereal egipcio, más barato, hizo que su cultivo dejase de ser rentable. Y la producción de la vid sólo estaba al alcance de quienes tenían tiempo suficiente para esperar a que diera sus frutos, es decir, la aristocracia. El endeudamiento progresivo del campesinado les obligaría a pedir préstamos a los eupátridas. En este período la ausencia de moneda hizo que el pago de dichos préstamos se realizase a cambio de trabajo manual.

Lo que provocará la aparición de nuevas clases sociales: hectemorio, pelates y esclavos personales. 

Busto del legislador Solón
Créditos: W. Commons

En un ambiente al borde de la crisis social surgió la figura del legislador Solón

Perteneciente a la familia de los Menóntidas, fue considerado uno de los siete sabios de Grecia.

Buscó en todo momento la concordia.

Con el fin de evitar la guerra civil, los atenienses otorgaron a Solón plenos poderes para que redactara unas leyes que aliviaran el sufrimiento de una mayoría empobrecida.

En términos económicos, lo que deseaba el campesinado pobre era la condonación de la deuda y la redistribución de la tierra.

Las reformas de Solón crearon una escala de privilegios que contentaron en cierta medida a todas las clases sociales, y que garantizaban que su labor no fuera rechazada por nadie.

1ª medida o Sisactia («descarga del peso»)

En primer lugar se establecía la prohibición absoluta de que cualquier hombre tuviera que responder, ante las deudas, con su propia esclavitud. Y en segundo lugar implicaba la abolición de la deuda de los hectemorioi y los pelates.

Solón repatrió a todos los atenienses vendidos como esclavos fuera de Atenas.

A partir de este momento todo ciudadano ateniense, con independencia de su poder económico, estuvo protegido de la esclavitud. La medida protegía al ciudadano, pero no solucionaba el problema, ya que no expropió tierras a los aristócratas. Simplemente abolió las deudas haciéndose cargo de ellas el Estado.

Constitucionalmente Solón definió el sistema legal ateniense, aunque muchas de las reformas que le han sido atribuidas, son puestas en duda hoy en día por algunos historiadores.

2ª medida o Reforma Timocrática

A partir de la cual se establecerá un censo para la población ateniense, en el que el criterio de adscripción será exclusivamente la posesión de bienes. 

Un sistema basado en la posesión de grano, aceite o vino.

Las cantidades se medirían en: medimno/i (52 litros) para el grano y metreta (39 litros, también llamada “ánfora griega”) para el aceite y el vino. Dividiendo la sociedad ateniense en cuatro categorías de ciudadanos:

  • El primer grupo correspondía a los pentakosiomedimnoi, al que se adscribieron todos aquellos ciudadanos que acreditaban una renta de quinientos medimnoi o metretos anuales.
  • La segunda clase de ciudadanos eran los hippeis o «clase de los caballeros», los cuales debían acreditar un patrimonio anual de trescientas medidas de líquidos o sólidos. Se denominaban «caballeros» porque quién poseía dicha renta estaba en posición de costearse un caballo.
  • Al tercer grupo pertenecieron los zeugitas («aquel que posee una yunta de bueyes»), quienes debían acreditar una renta anual de doscientas medidas.
  • Por último, la clase más baja de la sociedad ateniense fueron los thetes, aquellos que vivían con menos de doscientas medidas al año.

De esta forma todos los ciudadanos atenienses estaban representados en la ciudad, ganasen lo que ganasen.

Este sistema abrió las puertas del poder a los eupátridas. Las tres primeras clases eran capaces de costearse el equipamiento hoplítico, y por lo tanto eran consideradas las responsables de la defensa de la ciudad.

Mientras que los thetes, al no poder costearse el equipamiento militar, quedarán relegados a la función de remeros de la flota ateniense en caso de conflicto armado. Paradójicamente, la clase baja de la sociedad ateniense fue la que, posteriormente, haga fuerte a la polis y permita su supremacía en el mar.

Las reformas de Solón

En este período se van a establecer en Atenas las magistraturas atenienses:

  • El areópago, que sustituyó al antiguo «consejo de ancianos», similar a la gerousía espartana o el senado romano. Con Solón dejó de ser territorio exclusivo de los eupátridas, para permitir el acceso a los miembros de las dos primeras clases sociales. Compuesto por nueve arcontes o magistrados. Seis de ellos se ocupaban de las tareas legislativas y judiciales: los llamados arcontes temostetes. El de mayor edad, era el que daba el nombre al año y presida el consejo: arconte epónimo. Otro de los miembros del areópago será el responsable  de los asuntos de guerra en tiempos de conflicto. Y el responsable de los asuntos internos de la ciudad en tiempos de paz: arconte polemarco. Por último el arconte basileo se encargaba, exclusivamente, de los asuntos religiosos.
  • La asamblea o ekklesía, aunque inicialmente no tenía demasiado peso, en época democrática será un elemento esencial de la política ateniense. Las reformas de Solón permitieron que todo ciudadano varón, mayor de dieciocho años, tuviera acceso a la ekklesía. Se trataba de un organismo sin competencias legislativas, se limitaba a votar las propuestas de la Boulé o «consejo de los cuatrocientos»
  • La Boulé estaba formada por cuatrocientos miembros, cien por cada una de las tribus aristocráticas establecidas. Aunque resulta dudoso atribuirle a él la creación de dicho consejo. En estos momentos Atenas poseía un régimen probulemático, ya que era la Boulé quien presentaba las propuestas que la ekklesía debía aprobar, rechazar o ratificar.

No se observan grandes rupturas con períodos anteriores, ya que este sistema constitucional solo abrió las puertas de los órganos altos de poder a los más acaudalados. Aunque a su vez limitaba a la aristocracia. Era un claro ejemplo del equilibrio conseguido por Solón.

Atenas se convirtió en el mejor ejemplo de cómo dotar de sentido a las viejas instituciones de la polis.

La colonización griega en época arcaica
Créditos: W. Commons

La sociedad ateniense va a adquirir un gran dinamismo a lo largo del período

Otras de las medidas adoptadas durante este periodo será el establecimiento del tribunal de la Heliea. La ley estaba por encima de los ciudadanos y por encima de cualquier poder. Cualquier ciudadano podía denunciar a una persona que estuviera cometiendo una infracción de la ley.

Solón pretendía aplicar medidas que impulsasen el desarrollo ateniense. E importó de Egipto la obligatoriedad de enseñar un oficio a los hijos.

Se estableció que cualquier meteco (extranjero) que  desease permanecer en la ciudad y poseyera un oficio o hijos en Atenas, gozara de una protección especial.

Se legislará en contra de la opulencia de la aristocracia. 

En esta época existían tantos sistemas de pesos y medidas como ciudades. Atenas se regía por el sistema de Egina, pero Solón lo cambiará por el de Calcis y Eretría. Lo que significaba que Atenas poseía ya por estas fechas la suficiente cantidad de plata como para poder variar el sistema de medidas. Y dará lugar a un sistema monetario muy fuerte.

El Mediterráneo estaba plagado de colonias pertenecientes a Calcis y Eretría, que empleaban el mismo sistema de pesos y medidas. Por lo que cuando Atenas comenzó a acuñar moneda, esta se propagará de tal forma que acabó por convertirse en la moneda por excelencia de todo el Mediterráneo. La ‘lechuza ateniense’ era un valor monetario seguro para cualquier transacción económica realizada.

En definitiva, las reformas de Solón permitieron superar la crisis social

Su actuación basada en la concordia solucionó el problema político del pequeño y mediano propietario, aunque no sus problemas económicos.

Sus reformas de Solón no mermaron el poder de la aristocracia, lo que ocurrió es que las facciones de la nobleza se reagruparon por zonas.

Y aunque se le ofreció la posibilidad de alargar su mandato para gobernar la ciudad, Solón se negó.

Autor | Dave Meler

Imágenes | W. Commons


No olvides suscribirte a nuestra newsletter o dejarnos tus comentarios si te ha gustado este post sobre. el nacimiento de la democracia en Atenas y las reformas de Solón. Tu apoyo nos ayuda a seguir publicando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: DM SEO Social Media OÜ
  • Finalidad: Responder a tus comentarios.
  • Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en este formulario, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Información adicional: En la política de privacidad encontrarás información adicional sobre la recopilación y el uso de su información personal. Incluida información sobre acceso, conservación, rectificación, eliminación, seguridad y otros temas.

 

Publicaciones recientes

La leyenda del Puente Carlos en Praga
La fiebre del tenis en el Renacimiento francés
Checkpoint Charlie: el «muro de la vergüenza»
Robert Hooke: el científico inglés que dominó la biología, la física y la arquitectura
La terrible obsesión de la reina Victoria por los fastuosos banquetes
Comunidad iHA
Una apuesta digital por la historia
  • Responsable: David Melero, titular del davemeler.com
  • Finalidad: enviarte notificaciones por email con noticias, ofertas y consejos.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado (es decir, usted), al enviar el formulario.
  • Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@davemeler.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Información adicional: En nuestra política de privacidad encontrarás información adicional sobre la recopilación y el uso de su información personal. Incluida información sobre acceso, conservación, rectificación, eliminación, seguridad y otros temas.