Rumanía… mucho más que el Castillo de Drácula (I)

Compartir en facebook
Compartir en google
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Sección: ‘Viajes con iHistoriArte’
 
En todo el imaginario popular occidental, cuando hablamos de Rumanía, nos viene a la cabeza el castillo de Drácula y, por añadidura la novela de Bram Stoker o la película de Francis Ford Coppola,basada en ella.
Forma parte importante del reclamo turístico del país, qué duda cabe. Además de poner escenario a la historia, construimos toda una serie de pensamientos psicológicos derivados del aura de los personajes. Pero Rumanía es mucho más. Es un país cargado con una rica historia, silenciada por años oscuros, que poco a poco pugna por darse a conocer.
Así pues quería hablaros de este viaje donde imaginación, belleza, sentimiento y calor tienen cabida en la maleta.
 
El origen del pueblo rumano debemos situarlo en el pueblo indoeuropeo que habitaba La Dacia. Más tarde, en el siglo II, parte de este territorio será conquistado por el ejército romano de Trajano, pasando a formar parte del Imperio Romano. Con la caída del Imperio y la invasión de los Godos, el territorio fue dividiéndose en varias regiones feudales hasta que, en el Siglo XIII,  los turcos otomanos invadieron la región de Transilvania imprimiendo su sello y la influencia del Imperio Bizantino. Esta invasión duró hasta el Siglo XVIII, pero otras regiones rumanas (Valaquia, Basarabia, Bucovina, Moldavia) siguieron en constantes luchas para mantener su independencia porque eran vasallas de los turcos.
Por fin, en el Siglo XIX, Valaquia y Moldavia consiguieron la tan ansiada independencia y tras un largo proceso que afectó al resto de regiones, los poderes europeos reconocieron la independencia y unificación de Rumanía liderada por Carol I (príncipe alemán considerado el primer Rey de Rumanía), que culminó alrededor de 1918. Quedó instaurada la “România Mare” (Rumanía Grande)
 
Toda esta serie de hechos históricos han dado forma a una arquitectura única,  considerada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. La lista incluye pueblos sajones con iglesias fortificadas de la región de Transilvania, iglesias con frescos en muros interiores y exteriores, en las regiones del norte como Moldavia, iglesias de madera en la zona de Maramures… Tanto es así que en 2007, la ciudad de Sibiu(Transilvania) fue elegida Capital Europea de la Cultura, junto con Luxemburgo.
 
Bucarest, la Capital de Rumanía
 
Hay una compañía aérea rumana que realiza el vuelo directo desde Barcelona, se trata de la Tarom,llegando al aeropuerto llamado Baneasa Internacional, al Norte de Bucarest.
Bucarest es una ciudad que, a pesar de haber perdido muchos de sus edificios históricos por incendios, terremotos, guerras, dictaduras…  ha sabido conservar un buen número de ellos, sintiéndose orgullosa de los mismos. No en vano, Bucarest significa en rumano “ciudad de la alegría” y eso se transmite en sus calles, donde la mezcla de culturas hace vibrar el ambiente.
Dividida en  seis sectores numerados en el sentido de las agujas del reloj (aquí los llamaríamos barrios) el centro histórico ocupa una parte de todos ellos.
Es aquí donde podemos ver…
 
La Curtea Veche o «Corte Vieja» del s.XIV-XV
Data del Siglo XIV y fue el lugar donde construiría la corte real Mircea el Viejo, príncipe de Valaquia. Se trataba de una ciudadela fortificada. En el siglo XV, fue Vlad Tepes, también príncipe de Valaquia, quien trasladó su residencia real al mismo lugar.
El origen de Bucarest está vinculado precisamente a esta última construcción de 1459, es decir, al nuevo palacio de Vlad Tepes, que dejó de usarse después del  incendio y terremoto de 1718, que destruyó la totalidad de Bucarest.
 
En contraste total tenemos este otro edificio:
 
Palacio del Parlamento de finales del s.XX
El Palacio del Parlamento Rumano también llamado «Palacio del pueblo«, es un edificio de usos múltiples que alberga las dos cámaras del parlamento de Rumania. Según el libro Guinness de los Récords Mundiales, es el segundo edificio administrativo más grande del mundo después de El Pentágono.�
Su construcción se inició en el año 1985 a instancias del presidente Nicolae Ceauşescu. Fue necesario el derribo de varios barrios de la parte alta de la ciudad que albergaban un total de doce iglesias, dos sinagogas, tres monasterios y más de 7.000 casas.
A la muerte de Ceausescu, en 1989, muchas partes del edificio continuaban en obras. Finalmente se decidió que albergaría el Parlamento, pese a estar inacabado.
La mayor parte del país profesa la Religión Ortodoxa, en base a ello, las obras más interesantes que visitamos en la ciudad son:


La Iglesia Ortodoxa Patriarquia o Patriarcal del s.XVII

Constantin Serban, príncipe de Valaquia, ordenó su construcción en 1654. Sus obras finalizaban en 1665, aunque el campanario es posterior, de 1698. Las doce columnas de la fachada representan a los doce Apóstoles. Mientras que sus torres, no excesivamente altas, invitan al recogimiento. De las pinturas originales sólo se conservan las de la parte superior de la puerta de entrada. Las pinturas interiores son más recientes, y representan a personalidades y generosos donantes de fondos.
En el interior de la Iglesia se celebran todas las ceremonias importantes ortodoxas y es la necrópolis de todos los patriarcas ortodoxos.
 

Iglesia Stravropoleos del s.XIX

Se trata de una pequeña joya y una obra maestra de la arquitectura religiosa de este país. Construida en 1824, recoge toda una muestra arquitectónica completa del llamado Estilo brâncovenesc, caracterizado por la mezclade arte bizantino y barroco con elementos locales valacos y románicos. Se puede apreciar, sobre todo, en las columnas y arcadas del pórtico, así como en su interior.
Constantin Brancoveanu fue el príncipe al que se atribuye la renovación de la cultura en la región de Valaquia a partir de finales del siglo XVII. Esta influencia artística original y brillante marcó la historia de la cultura rumana. Durante la misa de los sábados se puede escuchar el coro de cantos tradicionales bizantinos, único en la capital.
 
Otros edificios religiosos a destacar son la iglesia Kretzulescu del s.XVIII, otro exponente del Estilo brancovenesc, aunque de construcción anterior sufrió una restauración en 1932, momentos en el que se le añadieron toques neoclásicos. También nos parece interesante la iglesia rusa, de principios del s.XX. Esta preciosa iglesia, que ordenó construir en 1905 por el zar Nicolás II de Rusia, en un primer momento se iba a destinar como embajada rusa. Sus siete cúpulas de estilo ruso estaban recubiertas con una fina capa de oro, hoy desaparecida.
 
Para pasear por la ciudad:
 
Si ya estamos cansados de ver tanta arquitectura, una buena forma de descansar, sin dejar de ver espacios hermosos, es callejear sin rumbo por… Strada Franceza una de las calles más pintorescas, comerciales y turísticas del casco antiguo, en el barrio de Lipscani, donde podremos encontrar  restaurantes, tiendas, terrazas, servicios, etc…
O por el parque Cismuguiu del s.XIX, se trata de un antiguo bosque rodeado de zonas pantanosas debido a las filtraciones del río Dambovita. En 1847, el arquitecto alemán Wilhem Meyer diseñó lo que sería el moderno Parque Cismigiu, inaugurado oficialmente en 1860, trayendo desde Viena y Brasov miles de plantas, árboles y conservando la vegetación centenaria.
El parque posee múltiples encantos: un pequeño y coqueto lago que durante el invierno se transforma en una pista de patinaje sobre hielo, el “Círculo de los escritores”, una zona donde se exponen en círculo las esculturas de los más importantes escritores rumanos, espectaculares paseos arbolados o una zona específica dedicada a jugadores de ajedrez…
 
Bibliografía| Viaje de incentivos a Rumanía (Presentación: Xavi Sánchez y Roser Jaén) febrero 2012 para la AVBC

http://www.cityplanet.org/bucarest/que_visitar_en_bucarest/article2-74.htm
En colaboración con iHistoriArte| Little Lottie

Síguenos también en: Facebook, Twitter o Google+
 
 

4 respuestas

  1. Hola Andrei… Bienvenido a nuestro rinconcito. Me alegra que te haya gustado este artículo sobre tu tierra. Igual que le digo a Dave… ya veréis la segunda parte. En ella hablo de Brasov. Es fascinante!

    Un abrazo a los dos!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: DM SEO Social Media OÜ
  • Finalidad: Responder a tus comentarios.
  • Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en este formulario, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Información adicional: En la política de privacidad encontrarás información adicional sobre la recopilación y el uso de su información personal. Incluida información sobre acceso, conservación, rectificación, eliminación, seguridad y otros temas.

 

Publicaciones recientes

Nuevos hallazgos sobre la plaga de Justiniano
Las reformas de Solón. Atenas, cuna de la democracia (1)
La leyenda del Puente Carlos en Praga
La fiebre del tenis en el Renacimiento francés
Checkpoint Charlie: el «muro de la vergüenza»
Comunidad iHA
Una apuesta digital por la historia
  • Responsable: David Melero, titular del davemeler.com
  • Finalidad: enviarte notificaciones por email con noticias, ofertas y consejos.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado (es decir, usted), al enviar el formulario.
  • Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@davemeler.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Información adicional: En nuestra política de privacidad encontrarás información adicional sobre la recopilación y el uso de su información personal. Incluida información sobre acceso, conservación, rectificación, eliminación, seguridad y otros temas.