El Águila y el Dragón (part 2/2)

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin


LA RUTA DE LA SEDA EN EL MUNDO CLÁSICO

PRESENCIA GRECOLATINA EN ASIA

ORO, MARFIL Y ESPECIAS

EL RELEVO DEL IMPERIO ROMANO



La conquista romana del espacio Mediterráneo culmina con la absorción de Egipto en el año 30 a.C. Lo que convertirá al Imperio en el sucesor de los Seleúcidas en el intento de disputar a los Partos ‒y luego a los Sasánidas‒ los espacios que albergaban las rutas comerciales por tierra con China y la India.

Coliseo Romano
Crédito: Wikipedia Commons

Heredarán de los Ptolomeos las rutas marítimas que conectaban Alejandría con India, Ceilán y el sudeste asiático. No van a faltar, es este período, relaciones diplomáticas e incluso como ya veremos en el caso de Augusto, alianzas con los reinos indios para combatir a los Partos. Lucio Anneo Floro, en sus Epitomae, habla de embajadas de «seres ‒así denominan los romanos a los chinos‒ e indios que viven bajo el sol» llegadas para honrar al emperador Augusto.

Imperio Seleúcida
Crédito. Wikipedia Commons

Cabe recordar que el dominio del Imperio supondrá la apertura y unificación de todos los mercados mediterráneos, e incluso en algunos casos su creación. Lo que implica el desarrollo de modas, gustos y hábitos comunes, así como gastronómicos. Pimienta y otras especias, seda, algodón y maderas tropicales recorrerán las rutas comerciales de todo el Imperio Romano. La India se convertirá en el destino preferido y una fuente de ingresos para el fisco imperial. Si no se puede hablar de una “flota de Indias”, si podemos hacerlo de una «flota de India». Se tienen atestiguados  unos ciento veinte barcos, en época de Estrabón ‒s. I a.C.-s. I d.C.‒, que van y vienen anualmente.

El comercio durante los dos primeros siglos tras el cambio de era, resulta de una magnitud sin precedentes. Basta con ver las cifras de millones de sestercios que maneja el escandalizado Plinio, el mismo que cita el comercio con China y la Península Arábiga:

         «Para el cálculo más bajo, India, Seres (China) y la Península Arábiga toman          de nuestro Imperio cien millones de sesteros cada año: es decir eso es cuanto nos cuestan nuestros lujos y mujeres»

Plinio el Viejo, Naturalis HistoriaeXII, 84

Menades con vestido de seda
Crédito.Wikipedia Commons

Una obra trascendental del siglo I, es El Periplo del Mar Rojo, una guía para la navegación y el comercio que nos muestra todos los puertos y mercados hasta el Ganges. Entre otras cosas menciona a los reyes de los que dependen dichos puertos, que productos se venden y que se compran en cada lugar. Lo que nos da una idea del importante papel comercial de la zona. Hecho demostrado con los hallazgos numismáticos del delta del Mekongrealizados por Louis Malleret (1940) en Óc Eo, conocido por Claudio Ptolomeo y lo romanos como Kattigara, al que se llegaba a través de la India y Sri Lanka desde los puertos romanos del Mar Rojo.

A partir del siglo II se van a extender los viajes y las rutas más allá de Malaca y China, en este caso en particular destaca la figura de Maes Titianus, un armador griego que llegó hasta la denominada en la antigüedad «Torre de Piedra«, Tashkurgán en el Sudoeste chino, en la cordillera de Pamir.

EL PAPEL DE LA SEDA



Ruta de la Seda
Crédito. Wikipedia Commons

Hay que considerar el papel que desempeño en las dos rutas: la marítima y la terrestre, la seda. Elemento fundamental del comercio que acabará por convertirse en elemento de lujo en todo el Imperio. La importancia de la Ruta de la Seda para las dinastías Chinas quedará manifiesto a largo plazo en el interés estratégico de la zona, lo que conlleva incursiones militares en Bactria y el continuado intento de comunicación con el mundo mediterráneo a través de diversas embajadas.

         «Los seres son famosos por la sustancia de lana obtenida de sus bosques;                  después de ponerla en remojo y peinar lo blanco de sus hojas… Así de diversa es la labor empleada y tan distante la región del globo por aprovechar, para permitir a las doncellas romanas hacer alarde de sus vestimentas                      transparentes en público…»

Plinio el Viejo, Naturalis Historiae VI, 54

Seneca, en el volumen I de sus Dialogos, nos habla como el Senado de Roma emitió varios edictos para prohibir el uso de la seda. Debido a que ocasionaba una enorme salida de oro para las arcas públicas, y además las vestimentas eran consideradas decadentes e inmorales. Aunque dichos edictos no tuvieron el efecto deseado, ya que la seda continuó siendo un elemento imprescindible en la sociedad romana.

Mientras que la seda salía de China, a los palacios imperiales de la dinastía Han llegaban vidrio de Alejandria, alfombras bordadas persas, telas coloreadas de oro, amianto o biso.

Representación de Da Qin
Crédito. Wikipedia Commmon
s

En el año 97 el general chino Ban Chao, ávido de conocimiento por ese gran imperio al que denominaban Da Qin ‒Roma‒, envió una embajada a cargo del explorador Gan Yingcon setenta mil hombres. La expedición llegó hasta Mesopotamia y el Mediterráneo, en un viaje que duró casi dos años. Cuando pregunto cuál era la distancia que le separaba de la capital imperial, la respuesta le desanimó, la misma que ya había recorrido, y decidió volverse sin alcanzar la capital del Imperio. Sin embargo escribió una obra, Huo Hanshu,donde describió lo vivido:

         «Su territorio cubre varios miles de lis ‒un li es una medida que equivale aproximadamente a medio kilómetro‒, tiene más de 400 ciudades amuralladas. Los muros externos de las ciudades están hechos de rocas. Han establecido   estaciones de correos… Hay pinos y cipreses.

         En cuanto al rey, no es una figura permanente sino que es es elegido como el hombre más valioso ‒digno‒… La gente en este país es alta y con rasgos uniformes. Se parecen a los chinos, y es por eso que este país es llamado Da Qin ‒El Gran Qin‒… El suelo produce grandes cantidades de oro, plata y piedras preciosas, incluyendo la joya que brilla por la noche… cosen tejidos de finos bordados con hilos de oro para crear tapicería de variados colores y ropa con tinte dorado así como «ropa bañada en fuego» ‒asbesto‒.

         Es de este país del que vienen todos los variados, maravillosos y raros objetos de otros estados.»

Recreación renacentista del
Mapa Mundi de Ptolomeo
Crédito: Wikipedia Commons

En el 161 se produce la primera expedición oficial, aunque está atestiguado que hubo envíos de tributos y ofrendas desde Da Qin en épocas anteriores. La misión fue enviada por Antonino Pio al emperador Huan de la China Han, y finalizó en el 166 reinando ya Marco Aurelio. En el s.III Alejandro Severo enviará una comitiva a Caio Rui del reino Wei. Las embajadas posteriores enviadas por el emperador Caro ‒282-283 d.C.‒ o los sucesivos contactos con el Imperio Bizantino ‒»Fu-Lin» 643,667,701 y 719 d.C.‒ nos dan fe de una interacción entre ambos espacios culturales.

Por eso no sorprende encontrar un auténtico punto colonial romano en Arakamedu, cerca de Pondicherry ‒costa de Coromadel‒, o que una tábula romana aparezca en Múziris ‒Costa Malabar‒ hallada en un templo dedicado al culto imperial. Esto nos permite pensar en una población permanente de ascendencia mediterránea en la zona. La literatura tamil menciona de forma continua poblaciones costeras de yavana,‒término utilizado para la población griega, y posteriormente a las gentes llegadas del Mediterráneo, romanos incluidos‒. Se describen sus barcos, el intercambio de oro por pimienta, el vino traído por ellos, además de los servicios prestados como mercenarios a las ordenes de reyes autóctonos, o la fabricación de maquinas de asedio para la guerra.

En definitiva que el mundo grecolatino y el continente asiático estuvieron más conectados de lo que a primera vista pueda parecer.

Bibliografía



F. Beltan y F. Marco, Atlas de Historia Antigua, ed. Pórtico, Zaragoza,1996.

Wulff, Fernando, Grecia en la India,ed. Akal, Madrid, 2008.

F. M. Mutschler y A. Mittag, China and Rome, Oxford, 2008.

Scheidel, W., Rome and China, Oxford, 2009.

Banner suscripción newsletter traición del rey largo

Publicaciones recientes

Un deseo… que el premio Princesa de Asturias de la Concordia 2022 le sea otorgado a la infancia.
La tiranía de Pisistrato. Atenas, cuna de la democracia (2)
Plutón ya no es lo que era…
Nuevos hallazgos sobre la plaga de Justiniano
Las reformas de Solón. Atenas, cuna de la democracia (1)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  • Responsable: DM SEO Social Media OÜ
  • Finalidad: Responder a tus comentarios.
  • Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en este formulario, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Información adicional: En la política de privacidad encontrarás información adicional sobre la recopilación y el uso de su información personal. Incluida información sobre acceso, conservación, rectificación, eliminación, seguridad y otros temas.

 

Comunidad iHA
Una apuesta digital por la historia
  • Responsable: David Melero, titular del davemeler.com
  • Finalidad: enviarte notificaciones por email con noticias, ofertas y consejos.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado (es decir, usted), al enviar el formulario.
  • Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@davemeler.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Información adicional: En nuestra política de privacidad encontrarás información adicional sobre la recopilación y el uso de su información personal. Incluida información sobre acceso, conservación, rectificación, eliminación, seguridad y otros temas.