La terrible obsesión de la reina Victoria por los fastuosos banquetes

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Reina Victoria

No todas las personas lo saben, pero incluso algunos de los más grandes líderes de la historia política han tenido problemas alimenticios. Tal es el caso de la reina Victoria de Inglaterra y emperatriz de la India, que fue monarca británica desde la muerte de su tío paterno en junio de 1837 hasta su fallecimiento, el 22 de enero de 1901.

La obsesión de la reina Victoria por la comida

Se dice que el médico de la casa real, el doctor James Read, tenía que a tender a la paciente más importante y problemática. Ella tenía una verdadera adicción, no era capaz de parar de comer. Esto repercutió enormemente en su metabolismo, pues se despertaba con dolores de estómago e hinchazones que le impedían ejercer sus labores con normalidad.

Una noche, tras una pesada cena donde disfrutó de un copioso pudín, su médico le pidió hacer régimen estricto a base de leche y trigo para calmar sus malestares. Pero una vez en soledad, pidió a sus sirvientes carne asada que remató comiendo helado de postre.

La reina Victoria de Inglaterra de pequeña
Créditos: W. Commons

Esta situación era algo que se repetía a diario.

Lo cierto es que la “gula” era algo que le venía de familia. Sus tíos, los reyes Jorge IV y Guillermo IV habían sufrido problemas de obesidad.

A los 11 años su tío Leopoldo de Sajonia-Coburgo, rey de Bélgica, le indicó que «comía demasiado… y muy rápido». Una condición que según algunos expertos en nutrición, puede generar flatulencias, dolores estomacales e incluso otras consecuencias más graves, como el colesterol alto o la enfermedad de la vesícula biliar.

A pesar de estos riesgos, nadie podía controlar el apetito de la reina Victoria.

Familiares y asesores le pedían por activa y por pasiva que únicamente comiese cuando tuviera hambre… pero el problema es que ella siempre tenía apetito.

Su reinado se caracterizó por sus innumerables y fastuosos banquetes.

En el Palacio de Buckingham solían servirse entre 4 y 6 platos, casi siempre con altas calorías. Además, siempre se servía postre, mayoritariamente de chocolate.

¿Lo curioso? Que todos ella era capaz de devorar todos esos platos en tan solo media hora, cuando tenía hambre.

En el caso de la reina Victoria, sus hábitos alimenticios repercutieron en su forma física. Era una mujer baja, 1,52 metros de altura, con una cintura de 115 centímetros.

Si bien sus atracones jamás pasaron a mayores, su estilo de vida no ayudó a su deterioro de salud antes de su fallecimiento.

Autor | Redacción

Imágenes | W. Commons, Pixabay


No olvides suscribirte a nuestra newsletter o dejarnos tus comentarios si te ha gustado este post. Tu apoyo nos ayuda a seguir publicando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: DM SEO Social Media OÜ
  • Finalidad: Responder a tus comentarios.
  • Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en este formulario, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Información adicional: En la política de privacidad encontrarás información adicional sobre la recopilación y el uso de su información personal. Incluida información sobre acceso, conservación, rectificación, eliminación, seguridad y otros temas.

 

Publicaciones recientes

Las reformas de Solón. Atenas, cuna de la democracia (1)
La leyenda del Puente Carlos en Praga
La fiebre del tenis en el Renacimiento francés
Checkpoint Charlie: el «muro de la vergüenza»
Robert Hooke: el científico inglés que dominó la biología, la física y la arquitectura
Comunidad iHA
Una apuesta digital por la historia
  • Responsable: David Melero, titular del davemeler.com
  • Finalidad: enviarte notificaciones por email con noticias, ofertas y consejos.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado (es decir, usted), al enviar el formulario.
  • Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@davemeler.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Información adicional: En nuestra política de privacidad encontrarás información adicional sobre la recopilación y el uso de su información personal. Incluida información sobre acceso, conservación, rectificación, eliminación, seguridad y otros temas.