Desentierran parte de la ciudad de Papá Noel

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Ilustración de 1881 por Thomas NastCrédito: Wikipedia Commons
Ilustración de 1881 por Thomas Nast
Crédito: Wikipedia Commons

Cuando en el siglo IV d.C. el obispo Nicolás transformó la ciudad bizantina de Myra en una capital cristiana, nada hacía presagiar el fatal desenlace de la ciudad mediterránea.

Tumbas rupestres de MyraCrédito: Wikipedia Commons
Tumbas rupestres de Myra
Crédito: Wikipedia Commons

El obispo cristiano sería canonizado posteriormente como el famoso San Nicolás, asociado con el personaje que trae regalos a los niños en Navidad. Y Myra se convirtió en un importante centro de peregrinaje del Imperio Bizantino durante 800 años. Hasta que un alud de tierra y barro, provocado por el desbordamiento del río Myros, sepultó la ciudad bajo 18 metros de lodo y escombros.

Los restos de la Iglesia de San Nicolás, partes del anfiteatro romano y algunas tumbas cortadas en las colinas rocosas de las proximidades eran los únicos vestigios de la desaparecida ciudad. Pero gracias a los trabajos de los arqueólogos, 700 años después, Myra ve de nuevo la luz.

Detectada por primera vez en 2009, el radar revelaba anomalías que indicaban la presencia de paredes y edificios de la antigua ciudad. Hasta ahora las excavaciones han descubierto una pequeña capilla del siglo XIII, en un impresionante estado de conservación. En el lado este de la capilla, tallada en la pared, se encuentra una abertura que refleja la luz del sol sobre el altar en forma de cruz a lo largo de todo el trayecto solar. Y las paredes interiores se hallan recubiertas de unos frescos bastante inusuales en Anatolia.

Detalle de la capilla desenterrada.Crédito Denverpost
Detalle de la capilla desenterrada.
Crédito Denverpost

La integridad estructural de la capilla sugiere que gran parte de Myra puede estar intacta bajo tierra.»Esto significa que podemos estar ante la ciudad original, al igual que en Pompeya«, dijo Nevzat Cevik, arqueólogo de la Universidad de Akdeniz, director de las excavaciones en Myra.

Ocupada por lo menos desde el siglo IV a.C., Myra fue una de las ciudades más poderosas de Licia, con una cultura autóctona que tenía sus raíces en la Edad del Bronce. Invadida por los persas, helenizada por los griegos y finalmente controlada por los romanos. Pero Myra también fue el centro de ataques y acoso por parte de invasores. Entre los siglos VII y IX sufrió el acoso de los pueblos árabes, hasta que en el siglo XI, los turcos selyúcidas se hicieron con el control de la ciudad.

Arqueóloga trabajando en los fresco de la capillaCrédito: Denverpost
Arqueóloga trabajando en los fresco de la capilla
Crédito: Denverpost

Hasta ahora el único vestigio bizantino de la ciudad era la Iglesia de San Nicolás, construida en el siglo V d.C. sufrió varias reconstrucciones. Se cree que los restos del santo descansaban en su capilla y eran foco de peregrinación de todo el Mediterráneo. Pero según las leyendas la invasión turca provocó el traslado de los restos hasta Bari, por orden del Papa, a manos de unos comerciantes.

Gran parte de los restos de la antigua ciudad de Myra se encuentran bajo los edificios de la moderna ciudad de Demre, por lo que los arqueólogos no están seguros de poder llegar a desenterrar la ciudad al completo.

 Fuente| denverpost.com

En colaboración con iHistoriArte| Dave Meler

Síguenos también en: FacebookTwitter Google+

2 respuestas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: DM SEO Social Media OÜ
  • Finalidad: Responder a tus comentarios.
  • Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en este formulario, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Información adicional: En la política de privacidad encontrarás información adicional sobre la recopilación y el uso de su información personal. Incluida información sobre acceso, conservación, rectificación, eliminación, seguridad y otros temas.

 

Publicaciones recientes

Las reformas de Solón. Atenas, cuna de la democracia (1)
La leyenda del Puente Carlos en Praga
La fiebre del tenis en el Renacimiento francés
Checkpoint Charlie: el «muro de la vergüenza»
Robert Hooke: el científico inglés que dominó la biología, la física y la arquitectura
Comunidad iHA
Una apuesta digital por la historia
  • Responsable: David Melero, titular del davemeler.com
  • Finalidad: enviarte notificaciones por email con noticias, ofertas y consejos.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado (es decir, usted), al enviar el formulario.
  • Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@davemeler.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Información adicional: En nuestra política de privacidad encontrarás información adicional sobre la recopilación y el uso de su información personal. Incluida información sobre acceso, conservación, rectificación, eliminación, seguridad y otros temas.